Madonna Bebe Tequila Sobre El Escenario Y Ruega “Alguien Por Favor F**K Me” Durante Su Concierto

¡Eso es vergonzoso! Madonna tuvo otro épico colapso en el escenario durante su presentación el 12 de marzo en Melbourne, Australia. La intérprete de Like a Virgin rogó “alguien por favor f**k me” mientras tomaba sorbos de tequila durante su show.

¡Oh no! Su majestad se desmorona frente a nuestros ojos. Madonna, de 57 años, sufrió su segundo colapso sobre el escenario en cuestión de días, ésta vez fue durante su presentación el 12 de marzo en Melbourne, Australia. Los fanáticos estaban asombrados por su vergonzosa actuación, durante la cual bebía tequila desde una petaca metálica y pedía que por favor alguien tuviera sexo con ella.

Madonna, quien actualmente está pasando por una amarga batalla por la custodia de su hijo Rocco Ritchie contra su ex esposo Guy Ritchie, luchó para mantener sus emociones bajo control mientras balbuceaba en su caótico show en el Road Laver Arena.

La angustiada cantante también imploró de forma emotiva “alguien por favor cuide de mi”, antes de preguntar “¿Quién va a cuidar de mí?”, lo que sonó como si actualmente se sintiera muy sola, realmente desgarrador.

Según lo informado en The Sun, la presentación fue de mal en peor después de que cayera desde un triciclo, luego de lo cual admitió que había “echado a perder” sus canciones y bromeó diciendo “deben creer que fue mi ADN”.

Madonna ha estado muy afectada desde que su hijo Rocco decidió dejar de ir de gira en gira con su madre y en lugar de eso optó por vivir con su padre en Londres. Según el tabloide británico, la cantante señaló que “Si he aprendido algo en la vida, es a seguir adelante. Si sólo te ríes, no duele tanto”. Luego del altercado le dedicó una canción a su hijo mientras estaba parada frente a un telón que mostraba una foto de la infancia de Rocco.

 

Durante una audiencia que tuvo lugar la semana pasada, el representante legal de Madonna le dijo a la corte que la cantante quería “sanar sus heridas” mientras lucha contra Guy por la custodia de su hijo. Madonna no ayudó a su causa cuando el 10 de marzo durante otro show en Melbourne bebió un cóctel de vodka y rompió en llanto sobre el escenario.